© TeatroBe 2006-2017 
   
 
Doña Rosita la Soltera  
 
   
  de Federico García Lorca
  Dirigida por: Juan Ochoa
 
 

A sus veinte años, Rosita y su novio se despiden, pues éste parte para América. Tras largos años de relación por correspondencia, el novio anuncia que se casa con Rosita por poderes. Pero estos no llegan.

Esta obra nos habla de la ilusión a lo largo del tiempo. En toda su ambigüedad, la ilusión significa perspectiva entusiástica, pero asimismo apariencia engañosa. ¿Cuál de estos dos componentes prevalece en las ilusiones de cada uno de nosotros? La ilusión es tanto el fin que perseguimos como el ferviente deseo que ponemos en él. Pero, por grande que sea el empeño y la esperanza, ese fin no siempre llega. ¿De qué depende el devenir de nuestras vidas? ¿De nuestra gran aspiración en querer labrarlo o hay algo inexorable que, por más fe que pongamos, no llega, al depender nuestro destino no sólo de nosotros, sino de las circunstancias, de la herencia, de Dios, del hado? Grandes interrogantes de la existencia humana. Pero ante la incertidumbre de lo que ocurrirá y de la posible adversidad, la sabiduría está en saber mantenerse digno frente a ésta. Esa es la lección que nos dan Rosita y esta obra
 
     
  Reparto
     
  Equipo técnico
¡Visítanos en Facebook! facebbok
     
  Vídeos  
   
   
image image image image image image image image image image image image